Senderismo

PARQUE NACIONAL CALILEGUA

Contactos para más información:

Sendero Seres Fantásticos:

Cuentan las leyendas que hay infinidad de dioses, entidades y demonios que habitan nuestro país. Ellos prefieren el campo y los pueblos chicos, donde son bien conocidos y respetados. Enmarcados en esta densa y misteriosa selva asoman algunos de ellos, buscando permanecer en la memoria colectiva de todos los visitantes.

Este sendero recorre 350 m de Selva Pedemontana. En su recorrido se encuentran esculturas en chatarras, que representan a seres fantásticos asociados a ambientes agrestes, realizadas por distintos artistas argentinos, con material de residuos. Entre los seres podemos mencionar:

El duende guaraní, protector de las aves; el Runa Uturunco, el yaguareté humano que asusta a los niños; la Diosa del Agua, protectora de los peces; el Basilisco, reptil de un solo ojo; el Lobizón, séptimo hijo varón; el Boyguazú, dueño de todos los animales; el Yastay, hijo de la Pachamama; el Ucumar, el hombre oso; la Bruja, la séptima hija mujer;

Recorrido: 25 minutos. Dificultad: baja. Especialmente recomendado para niños y familias.

Sendero Guaraní “Nuestra Selva”:

Este sendero representa un paso del pueblo Guaraní en la reapropiación de su territorio y la reivindicación de su cosmovisión. Un trabajo intercultural entre las comunidades del Pueblo Guaraní del Ramal jujeño y el Parque Nacional Calilegua.

A través de ocho paradas por un sendero de dificultad media, el pueblo guaraní va mostrando su cultura y su conexión con la naturaleza. Entre los seres mencionados figura la diosa del agua “Yamboete ñande ari”, quien protege el río y sus habitantes; el Yagua, nuestro protegido yaguareté. Muestra la vegetación como por ejemplo el “Samou” o palo borracho; también otros árboles de la selva tales como el mato, el cebil, el quebracho, entre otros. En lo cultural, el sendero se observa otra manifestación, el “Arete  Guazú” o fiesta grande. 

Recorrido de 1 hora y dificultad media.

Senderos de la Selva:

….. La exuberancia de la selva de Yungas, con sus pisos de vegetación que ponen las nubes a la altura de los ojos, se luce en el Parque Nacional Calilegua, en Jujuy, una de las áreas protegidas con mayor biodiversidad del país que invita al turista a un encuentro con la naturaleza pero también con la cosmovisión de su pueblo nativo, el guaraní.

Once senderos, la mayoría de dificultad media y baja, llevan a los visitantes por una aventura llena de colores y sonidos, para deslumbrarse con el entramado tapiz de la selva, ríos encajonados entre abruptas peñas y múltiples especies animales y vegetales que habitan en esta reserva del sureste de jujuy.

«De todos los parques del NOA (Noroeste Argentino) que protegen yungas, Calilegua es el único que tiene dentro de su área los cuatro pisos altitudinales que caracterizan la región y es también el de más sencilla y rápida llegada, que es una variable que hace que la gente opte por venir a visitarlo»,

Los senderos de baja y media dificultad, en general son de fácil tránsito, porque a diferencia de otros parques los recorridos no son muy extensos y, pese a la geografía accidentada, la mayoría tiene construcciones escalonadas que disminuyen el grado de las pendientes.

Galería de Imágenes

Mapa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *